Los bomberos muertos no son mediáticos



Que la trágica muerte de cuatro bomberos mientras cumplían una peligrosísima labor al servicio de la comunidad reciba mucho menor tratamiento informativo que el otorgado hace días a un tipo que falleció por plantarse, sin que nadie se lo pidiera, ante una manada de toros bravos en San Fermnín, demuestra la miseria en la escala de valores de nuestros medios de comunicación.

Y no hablemos ya si el muerto hubiera sido un torero. ¡Mierda de país!

Todo mi respeto y admiración para memoria de estos hombres. Y mi cariño para sus seres queridos.

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo