Gao Ping rey de España.


Dios los cría y la pasta los une.
Observen bien a estos dos personajes:

A un lado encontramos a un tipo al que se le considera responsable de evadir de España astronómicas cantidades de dinero. Y al otro lado también.


Aun lado tenemos un tipo cuyos ingresos declarados no logran justificar su fastuoso tren de vida. Y al otro lado también.

A un lado encontramos a un tipo cuya familia está completamente involuctada en los negocios sucios del patriarca. Y al otro lado también.

A un lado encontramos un tipo que sabe que España es uno de los países más permisivos del mundo con las actividades ilegales, con la condición de que estas muevan mucho dinero. Y al otro lado también.

A un lado tenemos un tipo con una influiencia enorme sobre empresarios, banaqueros, funcionarios públicos Ay jueces. Y al otro lado también.

Conclusión: Gao Ping reune prácticamente todos los requisitos para ser Rey de España.

Bueno, todos menos uno. Y es que el muy tonto se ha dejado enganchar.

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo