Crónica real de un atraco

Un toxicómano ha sido atracado esta mañana por tres individuos que le han saqueado a plena luz del dia y ante numerosos testigos, algunos de los cuales acababan de sufrir similar atropello.

. Los hechos han sucedido esta mañana, a la puerta de un estanco, cuando B.M.C –no ponemos Bernardo Muñoz Carvajal para ocultar su nombre- se disponía a comprar su ración diaria de droga. En ese momento, tres tipos han saltado detrás del mostrador y, tras rodearle, le han sustraído 35 céntimos por cajetilla comprada. Tras desvalijarle, los malhechores han amenazado a su víctima con volver a robarle cada vez que pise un estanco. BMC cree haber reconocido a los tres miembros de esta peligrosísima banda, cuyas identidades mostramos a continuación:
-La Ministra de economía, quien, en nombre de la sostenibilidad, la salud, el medio ambiente, la igualdad de género y el buen rollete en general, ha autorizado una subida global de impuestos en tabaco y combustible que, como es natural, no afectará a ningún miembro del gobierno o de la oposición, ya que los impuestos indirectos los padecen sobre todo las rentas más bajas.
- El representante de la industria tabacalera quien, quizá picado por la subida ministerial, ha decidido aumentar también las tarifas, con alevosía y nocturnidad.
- El dueño del estanco, quien a día de hoy vende a precio actual un tabaco que compró antes de las subidas de precio, con lo que obtendrá un beneficio extra de 35 céntimos por cajetilla mientras dure el chollo, o sea, su stock.

Aun entendiendo que la mejor terapia para evitar este atraco es la desintoxicación, lo cierto es que este país está lleno de dependientes en riesgo de exclusión social, ya que muchos preferirán seguir fumando a comer o pagar la hipoteca. Y si ni con esos recortes diera para costearse el vicio… ¡Lo que no se consigue por las buenas se puede tratar de obtener por las malas!. Por menos se ha liado una revolución. Avisados quedan.

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo