viernes, 4 de julio de 2008

Bono y las corbatas

José Bono regala una corbata al ministro de industria Miguel Sebastián para recriminarle que no use dicha prenda en el congreso de los diputados.

Cualquiera que esté un poco avisado de las tendencias que imperan dentro del look laboral, sabrá que en verano lo primero que hay que hacer es quitarse la corbata. Y no sólo por comodidad sino para no parecer un pringado, un vendedor a domicilio o un encargado de pompas fúnebres.

Pues bien, a José Bono no parecen hacer mella los modernos usos sociales y se escandaliza ante el pescuezo al natural de un ministro. Curiosa concepción de la elegancia para un heredero directo de las chaquetas de pana de Felipe González y supuesto integrante del colectivo de descamisados que pregonara Alfonso Guerra.

Lo que más me preocupa es que este gesto trascienda a la cuestión estética y sea una avanzadilla de las normas que José Bono podría imponer a sus señorías, desde la obligatoriedad de ir a misa los domingos hasta la revisión de policía en uñas y orejas.

Ante tal panorama, el Siglo de Las Luces se cree en la obligación de brindar un par de ideas para hacer más llevadera la canícula a nuestro representantes, sin que su atuendo provoque las iras del presidente del congreso. Observen las fotos y pongan acento francés:
La propuesta femenina mezcla la sobriedad de un atuendo basado en camisa y corbata con un toque de frescura muy femenina que ayudará a aliviar los calores a la ministras, aun a riesgo de elevar la temperatura corporal de sus compañeros de hemiciclo.

La propuesta masculina, claramente minimalista, prescinde de todo elemento superfluo y se centra en unos cómodos gayumbos de un elegante color negro, combinados con una pieza muy especial, que aúna en su diseño lo más bonito de una cruz y de una corbata; una prenda que a buen seguro hará las delicias de José Bono.

7 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 El Siglo de las Luces (reloaded). Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan