lunes, 26 de noviembre de 2007

¿El matrimonio Aznar se rompe?

Dicen que el mochilazo informativo sobre la presunta separación de José María Aznar y Ana Botella fue la noticia más comentada por los asistentes a la manifestación convocada el pasado 24 de noviembre por el ex vendedor de biblias a domicilio y antiguo peluquero, Francisco José Alcaraz.

aznar_botella_rajoy.jpg

Y es que las beatonas de Hazte Oír, que desfilaron con no menos de 10 organizaciones de extrema derecha y destacados líderes del PP, tenían motivos para la preocupación. Primero, porque el rumor de la separación lo propagó una voz tan autorizada en periodismo de investigación como Maria Teresa Campos. Y segundo, porque de todos es sabida la fijación de los dirigentes del PP por imitar a la Casa Real
.
¿Qué la prole de Don Juan Carlos se casa con boato? Aznar contraprograma con una boda de Estado para su niña, pamelas imposibles incluidas. ¿Qué el rey hace discursos por Navidad? Rajoy le gana la mano y lo imita en el día de la Hispanidad. ¿Qué la infanta Elena se separa de Marichalar? Pues eso, a aplicarse el cuento.

¡Falsedad, falsedad y falsedad! Un bulo lanzado por los enemigos de España que, en su afán por cuartear la sagrada patria, echan mano hasta de la prensa del corazón. Prueba de ello es el contundente comunicado que el matrimonio Aznar Botella ha hecho público negando la separación y anunciando querellas. Pero aún mas significativo es el impresionante testimonio gráfico obtenido durante la misa funeral en memoria de Gabriel Cisneros donde se evidencia que, mucho más que la ceremonia, lo que desconcierta en ese momento a Aznar es el desprotegido canalillo de su señora
.
Y es que con un Rajoy empeñado a emular al rey en todas y cada una de sus facetas, pegado de esa guisa a Ana Botella, cualquier precaución es poca, José Mari.
[tags]Aznar,Botella,separacion,divorcio[/tags]

11 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 El Siglo de las Luces (reloaded). Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan