miércoles, 21 de febrero de 2007

El vino y la adolescencia.

snimka.jpgLa ministra Salgado se ha visto forzada a retirar su polémica Ley sobre el alcohol al no encontrar apoyos suficientes para sacarla adelante. La decisión ha provocado entusiasmo en el sector bodeguero, alarma entre los médicos y confusión en quien esto suscribe.

Por un lado, que los fabricantes crean que las medidas de la ministra serían nefastas para el sector evidencia que la juventud bebe vino. Solo así se entienden sus miedos.
Además, calificar el vino como alimento no deja de herir la inteligencia. Amén de las dudas que suscitan sus cualidades nutritivas, no conozco otro manjar que me ponga tan contento tras unas cuantas copas. Y desde luego, se puede ser alcohólico bebiendo solo vino.

Pero, por otro lado ¿Sirven para algo este tipo de medidas?. A mi parecer son inútiles. Verán, el mundo está lleno de peligros y el alcohol no es el mayor de ellos. La prohibición, como se ve con las drogas, no frena por sí sola el consumo. Es más, a veces lo estimula.

La única solución, tan fácil de escribir como difícil de llevar a cabo, es educar, educar y educar. Enseñar que existen límites, que éstos son individuales y lo importante que es conocerlos para desenvolverse en el mundo real.

Para acabar, me gustaría recordarles que la principal causa de mortalidad entre los jóvenes no es el vino sino los accidentes de tráfico. Para “paliarlo”, no hace tanto que la DGT rebajó la edad mínima para conducir ciclomotores de 16 a 14 años, al tiempo que permitía que llevaran copiloto. A fecha de hoy, estos vehículos siguen sin precisar pasar ninguna ITV.

Y  es que cuando se enfrentan salud pública e intereses comerciales, ya sean vitivinícolas o de automoción ¿Adivinan quien gana?

[tags]vino,ministra,ley,bodegas,jovenes[/tags]

6 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 El Siglo de las Luces (reloaded). Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan