Contra la xenofobia nada mejor que una buena p…

¿Adivinan que necesita con urgencia
La señorita Urania? 
La policía griega detiene a Urania Michaloliakos, hija del líder nazi amanecer dorado, por agredir a a un inmigrante.

Antes de que estas cosas vayan a mayores,  permitan que aconseje al pais heleno sobre una manera de neutralizar de forma pacífica, y en algún caso hasta placentera, los ardores de estos cachorros de S.S. ¿Cómo?

Con pollas.

¿Por qué? Porque su eficacia está contrastada. Vean si no su uso en Plataforma per Catalunya, una formación tanto o más racista y xenófoba que Amanecer dorado.

La número tres del partido y concejal en Salt, Joanna Martínez, tuvo que dimitir cuando se descubrió que convivía en paz y armonía con un negro africano. Y el mismo tipo que la echó, Carles Bonet, se tuvo que ir al poco tiempo tras saberse que él también hacía cedido a los encantos de su novio dominicano. Ambos echan ahora pestes de Plataforma por Catalunya, evidenciando que entre el ideal ultraderechista y una buena polla, por ilegal e inmigrante que ésta sea, lo cierto es que no hay color.

Y si la cosa ha ido bien con la muchachada de Josep Anglada, tengo tazones para pensar que aún funcionará mejor en el seno de Amanecer Dorado. Recuerden que estos tipos son unos obsesionados con la Grecia Clásica. Pues bien, basta echar un vistazo a sus esculturas para comprobar lo escaso de atributos que andaban los héroes helenos. Es que ni se les veía, vamos.

¿Cuál sería la reacción de la señorita Urania o del bigotudo griegazo que acompaña a su padre al enfrentarse a un buen ejemplar de polla subsahariana sección XXL?

Pues eso, que posiblemente se les quitarían las tonterías de encima y concluirían, com la mayoría de los mortales, que para cuatro días que son, mejor pasarlos follando.

ACTUALIZACIÖN.
Y para estos nazis que demuestran su hombría pegando a mujeres, más pollas también. Pero esta vez sin cariño. A desgarro puro






Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo