Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

Nunca se van los mejores

Imagen
La muerte de Amy Whinehouse a los 27 años se añade al elenco de estrellas del pop fallecidas a esa misma edad –Jimmy Hendix, Jim Morrison; Janis Joplin, kurt Cobain…- y reabre el debate sobre el malditismo en la industria de la música popular.

Debate estéril pues, bajo mi punto de vista, nunca se van los mejores.

No se van porque sean los mejores, al contario, sino porque su debilidad les hace ser tipos incapaces de controlar unos hábitos que acaban arruinando sus vidas.

No son los mejores, sino los más tontos, los que siguiendo esa gran falacia del sex and drugs and rock and roll acaban siendo guiñapos, peleles, patéticas cariaturas de sí mismos. Mientras, muchos de los que llenan la boca con esta máxima –desde Jagger hasta Joaquín Sabina- son verdaderos camaleones que saben medir a la perección hasta donde llegar con sus excesos para no joderse la vida ni, sobretodo, sus carreras.

No son los mejores, porque todas esas leyendas de autores malditos, los que sólo dan lo mejor de sí mis…