¡Que viene el papa!



El Ayuntamiento de la Ciudad Condal cortará al tráfico en todos los accesos del recorrido que efectuará el sumo pontífice y su séquito durante su visita a esta ciudad.

Pues por una vez y sin que sirva de precedente estoy con el alcalde. Y es que lo menos que pueden exigir los barceloneses es que les garanticen su protección frente a tipos acusados de tantos y tan aberrantes delitos. Ya que no es posible evitar la visita de los representantes y seguidores de la última dictadura teocrática de Europa, , al menos conviene se les aísle del resto de la población.

Eso sí, por estricto que sea el cordón sanitario, recomendaría no bajar la guardia. Procuren no salir de casa mientras dure el show y sobre todo mantengan a los niños recogidos y en un lugar seguro.

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo