Entre puteros anda el juego

Berlusconi y GaddafiMuammar el Gaddafi encarga a una agencia de modelos italiana que reclute a 150 chicas -500 según la agencia EFE- de entre 20 y 35 años y más de 1’65 metros de estatura, para un encuentro privado durante su visita a Roma.

Gaddafi, de 68 años, afirma que quiere estar a solas con tan elegidas muchachas para... ¡enseñarles el Corán!

No creo que nadie lo ponga en duda. Eso sí, en mis tiempos no se decía el Corán sino el nabo, o el ciruelo. En todo caso nada que asuste a su anfitrión Silvio Berlusconi, habituado también a enseñarles el catecismo a sus escogidas alumnas de Villa Certosa.

Y es que, los críe Dios o Alá, ellos se las apañan siempre para juntarse. El corrupto, el terrorista… ¡Cielos, solo faltaría Aznar para que la fiesta fuera completa! Además, siempre es bueno invitar a alguien como José Mari para que pague las copas y, si la hay, baile con la más fea.

Eso sí, me encantaría saber qué opina Aznar, ese que en su día dijo que la Yihad se libra desde la batalla de Guadalete, ante las declaraciones de su buen amigo Gaddafi, quien al parecer afirmó a sus chicas que “el Islam debería convertirse en la religión de toda Europa”.

¡A ver si al final va a resultar que Aznar viajó a Melilla para velar por la Fe del Profeta!

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo