Prueba que te prueba


Probamos, probamos

Y entre que pruebo y no pruebo, que sepan los fieles -si alguno queda- que cumplí mi palabra y sigo sin fumar.

la rubia de la derecha es el trofeo a mi persistencia y la culpable -sólo en parte- de que haya dejado de escribirles durante un tiempo.

Sobre los otros culpables -los que me han jodido la página web- ya tendré tiempo de ocuparme.

Saludos

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo