jueves, 22 de octubre de 2009

Comerse el mono a "bocaos"… o a guitarrazos

¡Qué duro es de dejar de fumar!

Romper una tradición –vale, un vicio- de más de 30 años no es fácil. Y cuesta mucho mantener el tipo sin ceder a la tentación mientras el mono –King Kong por lo menos- ataca sin piedad. Al menos en estos primeros días.

Por eso, cuando noto que mis fuerzas decaen, me consuelo mirando a mis dos bellezas zurdas,

En apenas cuatro meses podré comprarme una de ellas sólo con el dinero ahorrado en tabaco.

¿A que son preciosas?

9 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 El Siglo de las Luces (reloaded). Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan