Dios siempre viste de blanco

Caroline Celico, esposa del jugador de fútbol Kaka y pastora de la secta evangelista Renascer en Cristo afirma que “En tiempos de crisis el dinero debe estar en algún lugar y Dios lo puso en las manos del Real Madrid para contratar a Kaká

Siempre lo había sospechado ¡Señor@s, El todopoderoso es del Real Madrid! ¡Pero merengue hasta las cachas, vamos!. Tanto que ha provocado la crisis económica mundial, sisando a unos y a otros, a fin de entregarle a su testigo en la Tierra, Florentino Pérez, la pasta que necesitaba para fichar a Kaká y, suponemos, a Ronaldo, que no por casualidad se llama Cristiano.

Pero la clarividencia mesiánica de Carolina Celico no acaba ahí. En un vídeo difundido por Internet, advierte a su hijo que “Mientras papá marca goles, nosotros vamos a aplastar la cabeza del diablo”. Pues bien: si Dios es del Madrid… ¿Imaginan ustedes los colores del Anticristo?

Collons, tú, qué miedo!!!!

Claro que viendo las espectaculares hechuras de la Celico, me barrunto yo que a muchos diablillos de por aquí no les importaría nada que la pastora en cuestión les aplastara… ya saben.

En fin, la noticia no iría más allá del más puro frikismo salvo por una cuestión: y es que los responsables de Renascer en Cristo están en busca y captura en Brasil por evasión fiscal y en 2007 fueron detenidos en Estados Unidos acusados de chanchullos financieros.

Pues bien, la Celico desembarcará en Madrid con el objetivo de fundar una iglesia de su particular secta, con lo que se sumará al numerosísimo grupo de personajes pintorescos que acoge la villa y corte. La competencia será dura.

Nosotros, aquí en Barcelona, de momento nos libramos, Dudo que Caroline tenga narices de montar una iglesia en el epicentro del mal. Ya saben, amigos míos, Catalunya huele a azufre.

Y después del pacto de financiación aún más.

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo