Les regalo una rosa

Ni es perfecta, ni lo necesita. Es más, dentro de pocos días tan siquiera será. Por eso he querido congelar su efímera belleza y brindársela a todos ustedes.

Es una rosa de mi jardín. Por tanto, hay algo de mí en ella.

Feliz Sant Jordi.


PD: No me sean ronchas y regalen libros, que no todo va a ser leer blogs.

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo