Sarah Palin y un Dios algo despistado

La gobernadora de Alaska y excandidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos Sarah Palin no tira la toalla tras su derrota y afirma que Dios le enseñará el camino hacia la Casa Blanca.

Extraña esta visión del Creador, reducido a la categoría de navegador GPS, pero aun sorprenden más las declaraciones de Sarah Palin acerca de la polémica sobre su desconocimiento de África:


"Yo nunca, nunca hablé sobre si (África) es un país o un continente; simplemente no sé de este asunto”.


Así que la que pretende regir los designios de la nación más poderosa del mundo de la mano del Altísimo, "simplemente" no sabe qué es África.

Sin embargo, la gobernadora de Alaska, en su incultura, es muy coherente.

Sarah Palin reconoce estar guiada por Dios. Y su buen Dios hace ya mucho tiempo que se olvidó de África

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo