domingo, 15 de junio de 2008

La memoria histórica de José Bono

Bono reprende a un represaliado del franquismo por exhibir en el congreso una bandera republicana durante un acto de homenaje a las víctimas de la guerra civil.

Resulta sospechoso que un tipo capaz de abroncar a un pobre anciano por mostrar una bandera en desuso –que no ilegal, como dice muy bien Rafa Almazán en su blog- sea mucho más tolerante a la hora de permitir en la comunidad que presidió durante más de 20 años otros símbolos públicos claramente ilegales e inconstitucionales.




Y es que Toledo, sede de la Junta de comunidades de Castilla la Mancha, aún muestra en capital y provincia una amplia gama de aguiluchos, yugos, flechas y demás parafernalia fascista jalonando los edificios de calles que, ajenas al paso del tiempo, lucen nombres como General Primo de Rivera. Todo ello sin que el hijo del falangista haya alzado jamás la voz por semejante profusión de símbolos de familia.
Conclusión: Está claro que a José Bono le produce mucho menos rechazo la iconografía franquista que la expresada en una bandera que representa la legalidad cercenada por un golpe de estado militar

Y está en su derecho. Hay más fachas que botellines de cerveza. Lo que no entiendo es qué diablos pinta José Bono en un partido democrático, que además dice llamarse socialista.

13 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 El Siglo de las Luces (reloaded). Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan