¡La tortura NO es arte!

Toros_16.gifEl matador de toros Curro Romero, nombrado académico de bellas artes por la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla.

¿Bellas artes? ¿torturando animales? ¿Qué arte hay en asesinar armado hasta los dientes a un pobre toro asustado, aturdido, y casi siempre atontado ex profeso?
El arte del verdugo, el arte del chulo que se cree más macho por someter, en un combate desproporcionado y desigual, a un ser más débil e indefenso. El arte de un cobarde que sin espada, estoques, varas, banderillas, puntillas y hasta rifles si hace falta, se cagaría encima ante la mera idea de enfrentarse a un toro.
O a un conejo.

Respecto al público... den por seguro que si en las plazas aún se ejecutara de forma pública a prisioneros o reos no faltarían espectadores. Y que hasta verían el arte en la matanza. A fin de cuentas, el ser humano siempre ha buscado argumentos para dignificar las mayores perversiones.

En fin, que si Curro Romero -o cualquier otro torero- accede al rango de académico de las bellas artes, con mucho más motivo podríamos pedir que Rodolfo Chiquilicuatre se convierta en profesor honoris causa por la Scala de Milán, o que Chiquito de la Calzada disponga de un sillón en la RAE.

Son menos frikis que un torero y no han cimentado sus carreras torturando a nadie.
[tags]Curro Romero, toros, tortura, el arte de matar[/tags]

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo