Saturación electoral

Aún no ha empezado la campaña electoral y ya estoy hasta las mismas narices de ella. Por tanto, perdonen que, por mera higiene mental, hoy no les hable de la última ocurrencia del político de turno. Es lo que ocurre por abusar.

Lo jodido es que si no hablo de las elecciones tampoco sé bien qué decirles. El nivel de saturación informativa con relación comicios llega a tal punto que apenas deja espacio para centrarse en otros temas de actualidad.

Buscar la inspiración en otros blogs tampoco ayuda en estos días. La mayoría de los que visito andan revolucionados intentando vender las siglas a las que se deben. En algunos casos con una dedicación tan inocente que raya la fe ciega; otros por compromiso profesional, y algunos, los más trepas, porque están convencidos de que su abnegación tendrá recompensa en un futuro. Por eso huyo de ellos o me refugio en los más valientes, en aquellos que, al menos, tienen el coraje de criticar a su propio partido. (No me pidan que enlace a sitios concretos, please)

El caso es que ya es casi la hora de dormir, me estoy perdiendo el CSI y sigo sin tener ni pajolera idea de qué contarles. Por tanto, y como se supone que éste es un blog satírico, o sea, algo cómico, les dejo con un chiste.
El novio que se presenta al futuro suegro y le dice:
“Buenas, que vengo a pedir el coño de su hija”
Y el padre, que le suelta:
“Hombre, será la mano…”
Y el otro que responde
“¡NO, más pajas No!”

Pues hala, hasta mañana.

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo