Los cangrejos de Dakar.

cangrejos.jpgSe cancela la edición del 2008 del rally Lisboa - Dakar ante el temor a que Al Qaeda atente contra los participantes a su paso por Mauritania.

Cada vez que pienso en Dakar recuerdo la gran cantidad de cangrejos que corrían, siempre hacia atrás y sin rumbo aparente, sobre la arena de las desiertas playas cada vez que intuían la presencia humana. Al conocer esta información he vuelto a pensar en ellos y he comprendido que esos andares imposibles encierran una metáfora.

Entiéndanme, no es que me importe mucho que a unos niños bonitos les hayan fastidiado el plan, que algún fabricante o patrocinador pierda algo de dinero, o que otros se queden sin ese chollo turístico-buen rollete que es el Dakar Solidario. Allá se jodan.

Me entristece evidenciar que vivimos en un mundo cada vez más estanco y me enfurece comprobar cuanto nos engañan.

Nos engañan porque tras el 11-S y la supuesta guerra contra el terrorismo el resultado es que vivimos en un planeta mucho más inseguro. Nos engañan porque las invasiones no han servido para nada. Ni se han pacificado estos países ni se ha frenado al islamismo radical que, desde Mauritania a Indonesia, parece más activo que nunca. Además, lo injusto de estas guerras y la cantidad de víctimas inocentes que cada día perecen en ellas ha alentado un sentimiento antioccidental -trabajado a pulso, todo hay que decirlo- que costará erradicar y cuyas consecuencias vamos a pagar todos.

Y me enfurece constatar que uno, que ni es imperialista, explotador, ni tiene alma de cruzado, ni tan siquiera cree en banderas o religiones, dentro de poco no podrá trasladarse más allá de sus aburridas fronteras culturales sin temor a que cualquier desesperado o fanático le vuele los sesos en nombre de Alá, de lo cabrones que son los americanos, de su propia miseria o de su puta madre.

Los cangrejos de Dakar son una metáfora, pero no del famoso rally sino de nuestra propia condición. Y es que, al igual que los crustáceos, vamos para atrás y a piñon fijo.
[tags]Lisboa,dakar,al qaeda,terrorismo[/tags]

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo