viernes, 4 de enero de 2008

El meme de las familias desestructuradas y una entretenida lección de historia

Me urge mi amiga Maria Antonia a contestar a un divertido meme con el fin de desenmascarar pendoneos sentimentales entre aquellos defienden a la familia tradicional cristiana como único y excluyente modelo de convivencia marital.

El encargo no es fácil pues, aunque algunos de estos santurrones no han logrado -o no han querido- evitar que se haga pública su agitada vida sentimental, el modelo clásico que ha regido secularmente a la derecha es otro: el de la doble moral.

En la práctica significa construir una familia tradicional de hombre y mujer bendecidos en santo matrimonio, y usarla como fachada que amague todo tipo de infidelidades, cuernos, puteríos, desviaciones y hasta perversiones sexuales.

Naturalmente, el mero hecho de casarse por la iglesia no otorga patente de corso para hincar la polla o meter el coño donde plazca. Son necesarios unos requisitos para alcanzar este placet: ser hipócrita, guardar las apariencias y, como no, disponer de una mínima posición social en la comunidad. Quien además de estas virtudes tenga poder, dispondrá de bula eclesiástica para hacer de su vida sexual lo que le venga en gana.

El mejor retrato de cuanto acabo de decir lo podemos encontrar en nuestra institución más tradicional y católica: La monarquía. Dado que se me solicita tres ejemplos, me valdré de la Historia de España contada para escépticos, de mi admirado Juan Eslava Galán. Un libro que debería ser de obligado estudio en las escuelas. Ahí voy:
Isabel_II.jpgIsabel II.
Casada a los 13 años con el homosexual Francisco de Asís (les juro que esta foto es de la época), buscó satisfacción en decenas de amantes de los que tuvo al menos cinco hijos. Destaca su amorío con el capitán de ingenieros Enrique Puig Moltó, cuyo fruto fue Alfonso XII, un niño adulterino en su concepción pero legítimo sucesor dado que, según nuestra ley dinástica, cualquier hijo nacido de reina tiene como padre a al marido de ésta.

Alfonso_XII.jpgAlfonso XII.
Con tales precedentes familiares -y otros muchos que omito por falta de espacio- a nadie extraña que el joven rey no tuviera bastante con Doña Maria Cristina, su señora, y se procurara el solaz con varias amantes, entre la que destaca la contralto Elena Sanz. La cómica le dio dos hijos, estos ilegítimos de pleno derecho, pues el rey no necesita reconocer los vástagos de sus relaciones extramatrimoniales.

alfonso_XIII.jpgAlfonso XIII.
Siguiendo con la tradición, Alfonso XIII tambien coleccionó amantes, como la bella actriz Carmen Ruiz Moragas, de quien engendró dos bastardos. Uno de ellos, al menos, aún vive y pueden juzgar el parecido. Pero lo más curioso del monarca era su gusto por el cine pornográfico, una afición tan desarrollada que incluso se rodaban películas sólo para él. Se ignora si durante el visionado de las mismas el rey sacaba lustre al sable o siquiera si delegaba tal tarea en terceros.


Vidas ejemplares ¿no les parece?

Cedo esta patata caliente a Javier, Gracchus y Germán, dando por sentado de que no tienen la menor obligación de recoger el testigo.
[tags]meme,familia,tradicional,monarquia[/tags]

15 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 El Siglo de las Luces (reloaded). Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan