Más disgustos para el Rey

marichalar.jpgTras el anuncio de separación de la infanta Elena, hay quien dice que parece como si Jaime de Marichalar se hubiera aliado con Hugo Chávez para amargarle la vida a rey Juan Carlos I.

Permitan que lo dude. Y es que difícilmente puede ser amigo del presidente de Venezuela un tipo que hace 4 años fue expulsado de una cena benéfica en Nueva York tras montar un descomunal pollo a unos músicos cubanos tambien invitados, chillándoles que Fidel Castro era un asesino y además un maricón.

De hecho, lenguas aún más viperinas y a las que El Siglo de las Luces da escaso crédito, insinúan que donde el marido de la infanta Elena se siente de verdad a gusto es en Colombia y hasta en Bolivia, el querido país andino que dirige el cocalero Morales.

Por de pronto, la Infanta le ha dado puerta a Marichalar, quedándose con sus hijas. Al parecer no hay planes de divorcio a corto plazo, pero sí se ha trazado una amplia raya ¿? de separación entre la primogénita del rey y el todavía duque de Lugo. ¿Se mantendrá en el tiempo o, como se cree, acabará consumida?

En fin, de nuevo la vida nos demuestra que, salvo para trabajar, los reyes y su cohortes son seres humanos usted y como yo, con sus miserias y pasiones; que vivir del cuento no da siempre la felicidad y que el profundo catolicismo que profesa la corona acaba justo donde empiezan los intereses de sus miembros.
¿Bendecirá Rouco la desunión?
[tags]elena,infanta,marichalar,maradona[/tags]

Comentarios

  1. Una duda existencial: la amplia raya trazada a través de los años, ¿se ha financiado de los PGE?. Por saber si la falta de pintura en autovías se debía eso...

    Oiga, yo no se usted, pero yo pienso que a estos les dejas un par de años más y acabamos restaurando la república...

    ResponderEliminar
  2. Si ya no se quieren,¿ Pa qué seguir juntos ?

    ResponderEliminar
  3. je, je, je... me gusta JavierM... me gusta la idea, y las rayas evidentemente, muy bueno.

    Que les prohiban la separación a estos dos, que para alguna cosa son aristocracia, y este empleo debe servir para alguna cosa, pues eso, a mantener el tipo y de divorciarse nada....

    !!!!! Habrase visto tamaña falta de respeto monarquico !!!!!!.

    crepiq : si no se quieren que se jodan, que son "principes" y nadie les ha obligado, si quieren divorciarse que abdiquen primero.

    Salu2

    ResponderEliminar
  4. Hola, Morochos y bienvenidos a esta página.
    Me ha encantado leer vuestro artículo sobre la historia de Venezuela. Rompe muchos tópicos y es muy esclarecedor, sobre todo para los que sólo conocemos la historia de vuestro país desde lejos.
    Lo recomiendo fervorosamente.
    http://www.morochos.org/2007/11/los-malos-gobiernos-nos-han.html
    PD: Los que no entiendan por qué os hablo en plural pueden descubrilo echando un vistazo a vuestro blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. caray con el yerno de Su Majestad... pues la verdad, si el yerno en cuestion representa al pais tal y como hizo en esa cena, mejor que se separen y el susodicho se dedique a hacer crucirayas. Vamos, que no moleste.
    Y en cuanto a la Republica... no sé yo... Los franceses tienen una pero sus representantes viven a cuerpo de rey...

    ResponderEliminar
  6. Pero son elegidos, Tata, es la gran diferencia. Y se les puede exigir responsabilidades políticas y no dejan en herencia el cortijo a sus vástagos.

    Por lo demás ¿que quieres? No puedo dejar de pensar mientras dra este líao en el mote que en su día acuñaste para la infanta Elena y cuya plasmación aquí podría significar correr la misma suerte que los colegas de "el jueves".

    Tenía algo que ver con paquidermos, si la memoria no me falla.

    ResponderEliminar
  7. Osea, que se separan temporalmente pero no se divorcian, así mantienen el título de DUQUES DE LUGO con su salario correspondiente.
    Que verguenza , que poca dignidad es que no están ya bien respaldados economicamente.
    Estoy con ATEO que se jodan y aguanten o que renuncien.

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, Negro
    Y como persona vinculada a la casa Real, imagino que Marichalar seguirá disfrutando de todos los servicios de su posición: Escoltas, chofer, asistentes...
    Más vale que no le de por separarse a toda la familia real o se cargan los presupuestos generales del Estado.

    Pues claro, que abdiquen. Aunque, como decía más arriba Javier, si los dejamos algún tiempo más nos instaruran ellos mismos la república.

    Por cierto, sigo con mi eterna pregunta ¿Alguien conoce a algún monárquico dentro de su círculo de amistades?

    ResponderEliminar
  9. Pues yo no Bernardo.

    En mi círculo, punto (porque las amistades son otra cosa), conozco a indes como yo, republicanos, rojos, fachas, franquistas, antimonarquicos, chupatinteros, camellos, políticos y cerdos. Alguno concentra más de un calificativo.

    Pero sabes, según yo lo veo, ser monárquico no es "progre", y a los monárquicos les da verguenza no ser "progres", por eso no van proclamándolo, además de que, de realmente monárquicos, haylos seguro, pero haylos poquitos.

    Otra cosa son los fachas de Franco (los nostálgicos franquistas), a estos, a partir de Ansar I el "matador", se les quitó la verguenza y ahora proclaman con orgullo que no quieren ser "progres".

    Esto evidentemente conlleva ventajas, como el poder reconocer a la legua, a un facha que no quiere "progre"sar y así dejar de serlo, y desventajas como que ahora tienen la desverguenza y la desinhibición, que les hace creer que pueden ir los fines de semana a matar rojos otra vez.

    Salu2

    ResponderEliminar
  10. Nadie en la familia real sabe de protocolos ni de relaciónes públicas.Ni Marichalar,ni el rey,ni el principe han hablado nunca en público sin leer antes el discurso.
    Si no son políticos,porque participan en actos públicos?
    Mejor sería que se quedaran en su corte de Madrid.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS PUBLICA UN NUEVO LIBRO

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo