¿Cabeza de ratón o cola de león?

raton_gato.jpg
Espero que disculpen esta desacostumbrada ausencia del blog. Y es que a nivel laboral, la semana que ahora acaba está siendo muy intensa.
De hecho, me toca enfrentarme a una difícil decisión, de esas que a buen seguro marcarán mi futuro profesional.

¿Qué es preferible, ser cabeza de ratón o cola de león?

¿Ser pequeño y disponer control absoluto sobre la actividad –para lo bueno y para lo malo- o difuminarse en una estructura consolidada y de futuro, con la tranquilidad que ello supone?

Si alguno de ustedes ha pasado por tal trance le agradeceré su comentario. Si no ha sido así también.

Mientras resuelvo mis -enormes- dudas, me comprometo a recuperar el ritmo habitual de “El Siglo de las Luces”. Hasta ahora.

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo