martes, 28 de agosto de 2007

Crónicas de Hollywood

1188222290_extras_fotos_gente_1.jpgEl actor Owen Wilson ingresa en un hospital de Santa Mónica tras cortarse las venas e ingerir una importante cantidad de pastillas.

Aunque algunos dicen que Wilson tomó tal decisión después de visionar alguna de sus películas, contarse a sí mismo un chiste o hacerse alguna de sus muecas faciales ante el espejo, nada hace pensar que actos así lleven necesariamente al suicidio. Si esto fuera cierto, Jim Carrey llevaría ya muchos años enterrado.

scarlett_johansson.jpg Y es que las decisiones de las estrellas del séptio arte son siempre imprevisibles. Como la que ha manifestado Scarlett Johansson, quien afirma querer visitar las tropas estadounidenses en Irak. Según declara, aunque la actriz no descarta cantar -¿será una amenaza?- sugiere:

«Probablemente, sólo subiré al escenario a derrochar un poco de sex appeal y andar por allí. Pero me siento muy afortunada por tener la oportunidad de hacer algo por ellos»


Loable misión, no cabe duda. El problema es que la émula de Marilyn Monroe marchará al día siguiente, tras sellar un nuevo hito en su fulgurante carrera. Y la soldadesca, enardecida ante tanto sex-appeal y a falta de una rubia platino, quizá no dude en aliviarse el calentón con la primera irakí que pille, aún contra su voluntad, por cejijunta y mostachuda que sea . Testimonios no faltan.

Si quiere hacer algo por “los muchachos” quizá resultaría más útil usar su fama para presionar a su gobierno y exigir la vuelta a casa de los soldados. Muchos de ellos lo agradecerían. Pero ya se sabe, belleza y luces no siempre van de la mano.

Bueno, en mi caso, sí.
[tags]hollywood,scarlett,Owen Wilson,Irak[/tags]

9 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 El Siglo de las Luces (reloaded). Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan