El violador del Eixample

f034mh03.jpgAlejandro Martínez Singul, conocido como “el segundo violador del Ensanche" salió el pasado domingo de prisión tras agotar su condena. Autoridades penitenciarias y Justicia han expresado su preocupación ya que consideran que Alejandro no está rehabilitado.

Singul, que ha cumplido 16 de los 65 años a los que fue condenado por 10 delitos de agresión sexual –con 5 violaciones a menores y adolescentes comprobadas- no ha disfrutado en este tiempo de ningún permiso carcelario, ante el riesgo de que volviera a actuar.

La verdad, me da pánico saber que existe un violador suelto en mi ciudad. No me fío.

Y es que aunque la policía ha declarado que vigilará de forma especial a Singul, dudo que esa actitud se mantenga en el tiempo. Es más, tan siquiera creo que sea legal coartar la libertad de alguien que ya no tiene ninguna causa penal pendiente.

¿Habrá que aguardar, entonces, a que vuelva a violar?

Ley en mano no nos queda otro remedio, por duro que resulte. Estamos ante el mismo caso que el tan aireado de De Juana Chaos. Claro que tampoco cabe quedarse de brazos cruzados en espera de que actúe. No se debe exprimir tanto el civismo de la gente.

La única solución es impedir que aquellos que cometen determinados delitos reciban el mismo tratamiento judicial que un preso común. Quizá supeditando su condena no a un número fijo de años sino flexibilizándola en función del dictamen de periódico de un comité de evaluación. Claro que para eso se precisan reformas legales que, hoy por hoy, nadie quiere acometer.

Luego, cuando suceda la desgracia, todos nos rasgaremos las vestiduras, pediremos tomarnos la justicia por la mano o acusaremos a quien sólo cumple la ley vigente.

En fín, como sigo sin fiarme, he incluido la foto de este tipo para que, al menos, se queden con sus rasgos.
[tags]Singul,violador,eixample,ensanche,justicia[/tags]

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo