Cuanto más primo… ¿más me arrimo?

dolor.jpg.jpgCondenado un hombre por abusar sexualmente de su primo a quien confundió con su novia (Periodista Digital)

Ante noticias como esta – que ruego lean íntegra, pues NO TIENE DESPERDICIO- se entiende que la gente de bien tenga pánico a los gorrones. Pónganse por un momento en la piel de la víctima:
Invitas a cenar a tu primo en fin de año. Se instala en tu casa, se come tus uvas, se bebe tu cerveza, se tumba a dormir en tu cama y, a la que bajas la guardia… ¡Zas! ¡Te taladra el ojete! ¡Y luego, cuando el muy cabrón ya te la ha clavado más que la flecha de Direct Seguros, va y te dice que se ha equivocado con su novia! ¡Vamos, que será lo mismo! ¿O qué clase de novia debe tener el tipo este?

En fin, por mucho que imaginemos esperpentos, la realidad siempre va por delante... ¡o te atrapa por detrás!
[tags]primo,novia,condena,gorrones[/tags]

Entradas populares de este blog

El colegio Cristo Rey de Barcelona.

Reflexiones postelectorales (II) ¡Qué viene el PP!

Orange cobra por participar en un proceso de selección a un puesto de trabajo